¡Feliz Navidad!
Ver Nota Completa
Jesús nos enseña, a vivir como hijos y hermanos, tan sencillo como eso… nos revela la verdad de nuestra vida, nos muestra como debemos creer y amar.
Me gustaría expresar mis sentimientos de este día, por ahora mi última Navidad entre ustedes, con el saludo que adopté hace un tiempo y con el que suelo terminar todo encuentro y comunicación: LA PAZ. Los confío a la Virgen Inmaculada, junto a la cuna de Belén, donde nacía Jesús, allí donde los ángeles cantaban el más feliz de los augurios: Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad. Este es el deseo que hago mío para cada uno de ustedes y para todos aquellos a los que el Señor me permitió conocer o cruzarme en el camino, que a lo largo de estos 17 años recorrí en este querido pueblo de City Bell. Dejen que les vuelva a repetir: la Paz de Dios que supera todo sentido, custodie sus corazones y sus inteligencias; la paz de Cristo exulte en sus corazones.
¡La Paz y muy feliz Navidad!

P. Jorge
 
  © 2010-2015 www.patrolestudio.com