Carta Pastoral a todos los Lujaneros de la Arquidiocesis
Ver Nota Completa
El Arzobispo nos invita a descubrir y peregrinar al Camarín de la Virgen de Luján que esta en San Ponciano
CARTA PASTORAL A TODOS LOS LUJANEROS DE LA ARQUIDIÓCESIS

A quienes peregrinan cada año a Luján y a quienes no pueden hacerlo

Queridos hermanos:
Cada año numerosos fieles de la Arquidiócesis de La Plata peregrinan a Luján y muchos hermanos los reciben con afecto en los distintos puestos del camino. Saben que hace mucho bien ir a visitar a la Madre y recibir su fuerza y su consuelo.
Pero muchos ignoran u olvidan algo muy importante para esta Arquidiócesis. En la ciudad de La Plata tenemos la antigua capillita (Camarín) que contenía la imagen de la Virgen hasta que se construyó la actual Basílica de Luján. Esa capillita era la casa de la Madre de Luján entre el año 1763 y el año 1904, cuando la imagen fue trasladada al lugar donde está ahora.
En aquel momento, Monseñor Rasore, que era el párroco de la Basílica de San Ponciano de La Plata, fue a Luján y solicitó que le permitieran trasladar la antigua capillita a esta ciudad. Se lo concedieron. Esa antigua capillita fue trasladada parte por parte y se la volvió a armar a un costado de la Basílica de San Ponciano, ubicada en las calles 5 y 48 de La Plata. Allí se encuentra ahora. Al mismo tiempo, por primera vez se autorizó hacer una réplica de la imagen de la Virgen de Luján para colocarla allí.
De modo que en La Plata tenemos la antigua capillita que albergaba a la Virgen de Luján, pero muchos nos hemos olvidado de visitar ese lugar donde durante un siglo y medio estuvo nuestra Señora y donde tantos peregrinos fueron a rendirle devoción.
La Basílica de San Ponciano hoy es además el “Santuario de María y todos los santos”, porque junto con este camarín original de Luján, también posee imágenes de los santos más populares.
Quiero pedirles a todos los lujaneros que no sólo vayan a Luján una vez al año, sino que también se acerquen frecuentemente a expresar su devoción a la Señora de Luján entrando en ese histórico camarín, que contiene la réplica más antigua de la imagen. Especialmente, todos los días 8 de cada mes, están invitados a entrar a orar al camarín y a participar de alguna de las Misas que se celebran en este hermoso Santuario de La Plata. Hay Misa a las 8.00, a las 12.00, a las 19.00 y a las 20.30 hs. Pero, por supuesto, cualquier día y cualquier momento es bueno para pasar a orar a la Madre.
Los lujaneros de las distintas parroquias podrían también organizarse, y al menos una vez al año ir juntos allí a participar de una Misa, y de ese modo reencontrarse entre ellos y con la querida Madre de Luján.
Creo que este es un tesoro y un regalo que todavía no estamos aprovechando con todo el fervor y la gratitud. Y estoy seguro que nos hará mucho bien acercarnos allí a recibir el amor y la caricia de la Virgen.

Con todo mi afecto y mi bendición.

Mons. Víctor Manuel Fernández
Arzobispo de La Plata
 
  © 2010-2015 www.patrolestudio.com